Señalética y Modelo Barcelona

2015

http://diposit.ub.edu/dspace/handle/2445/56106


2_2479


Proyecto de investigación sibre señalética urbana

El auge de la señalética en los procesos de diseño que construyen la estética urbana de Barcelona responde a la necesidad que tiene la ciudad de adaptarse a nuevos retos comunicacionales, de compartirse mejor. El avance del flujo de grupos de individuos de diferentes procedencias geográficas y distintos caracteres socioculturales, y la proliferación de servicios tanto culturales como comerciales, han provocado la necesidad de rediseñar los sistemas de comunicación urbana. A estas transformaciones que sufre la ciudad se suma el papel, cada vez más protagonista que tiene la movilidad a pie, debido al énfasis en la mejora del transporte público y a las estrategias de pacificación de las calles, de manera importante en el centro histórico. Otro factor determinante en el interés comunicacional de la ciudad es el reto de no excluir a nadie al acceso de la información urbana, permitiendo que los mensajes lleguen a todos los ciudadanos, tanto a personas con códigos lingüísticos diferentes, como a personas con necesidades especiales.

Toda esta conciencia ha provocado la creación de nuevos sistemas señaléticos urbanos, principalmente destinados a los peatones. Ello amparado por un contexto, el Modelo Barcelona, que pone especial énfasis en el diseño urbano y en la ordenación y sistematización de todos los elementos que intervienen en la construcción del espacio público. Dentro de estos elementos urbanos, la señalética es uno de los más determinantes en la configuración de un paisaje urbano homogéneo en toda la ciudad, siendo promotor fundamental en el desarrollo de su imagen interna. Esto se refleja en la estricta regulación de la publicidad en el espacio público, que beneficia la visibilidad de los soportes señaléticos. Por un lado, una señalética patrimonial identificativa y explicativa. Por otro, un sistema de orientación y ubicación puro. Y por último, un sistema aglutinador de funcionalidades para espacios concretos. Del análisis de estos tres sistemas señaléticos de Barcelona se desprende que los procesos de diseño son cada vez más complejos, donde coexisten relaciones interprofesionales y donde se cuida la accesibilidad a la información. Pero también surgen nuevos debates, producto de una creciente “selva de señales”, sobre qué señalizar y sobre el papel comunicativo de elementos y otras acciones de arte público.

http://diposit.ub.edu/dspace/handle/2445/56106